El aceite o fluido hidráulico: qué es; para qué sirve, cómo se clasifica y cuáles son sus funciones

Fluido hidráulico: ecológico (derecha) / mineral (izquierda)Qué es el aceite para ascensores

El fluido hidráulico actúa como vehículo transmisor de la energía del punto de transformación al punto de utilización de cualquier sistema hidráulico.

Teóricamente podría utilizarse como fluido hidráulico cualquier fluido, ya que todos cumplen con las leyes de Pascal: “Toda presión ejercida sobre un líquido confinado es transmitida sin pérdidas por igual a todos los puntos de su masa y actúa con fuerzas iguales sobre áreas iguales”.

Clasificación del aceite para ascensores

Siguiendo a este concepto, la variedad de fluidos a utilizar sería muy amplia; sin embargo, en la práctica, el número de fluidos utilizados se limita a clasificarlos por su inflamabilidad:

a) Fluidos inflamables: aceites de base mineral
b) Fluidos no inflamables o fluidos difícilmente inflamables:
– emulsión de aceites en agua
– emulsión de agua en aceite
– soluciones de polímeros en agua
– fluidos sintéticos sin agua

Objetivos del aceite para ascensores

Todo fluido hidráulico debe cumplir cuatro objetivos principales:

  1. Transmitir potencia: como medio transmisor de potencia, el fluido debe poder circular fácilmente por el circuito con la menor pérdida de carga
  2. Lubricar y proteger: en la mayoría de los mecanismos hidráulicos, la lubricación interna la proporciona el fluido con el fin de reducir la fricción entre los elementos que se deslizan uno contra otro (ejemplo, paleta-anillo) sobre una película del fluido, para que la vida de los mismos sea lo más larga posible. Para conseguirlo, se debe mantener una viscosidad adecuada a la temperatura de servicio, protegiendo las superficies del desgaste, corrosión y herrumbre, manteniéndolas al mismo tiempo libres de impurezas.
  3. Estanquidad: en muchos casos el fluido cumple funciones de sellante o junta dentro de los mecanismos.
  4. Refrigerar: las fugas internas y el rozamiento interno de los componentes hidráulicos generan calor; este calor debe ser distribuido ya sea mediante los dispositivos adecuados (intercambiadores) y a través de las líneas y tanques de almacenamiento. la función del fluido es transportar ese calor generado a los puntos donde será disipado para evitar puntas de temperatura en los puntos de generación.

Aparte de estas funciones básicas, al fluido hidráulico se le exige varias características con mayor o menor incidencia, dependiendo del diseño y exigencias del fabricante de los componentes del sistema, siendo las principales la viscosidad y la estabilidad térmica y química, entre otras.

Fluidos utilizados en GMV

En GMV trabajamos básicamente con dos tipos de fluidos hidráulicos: el fluido ecológico y el fluido mineral, ambos son fluidos con propiedades antidesgatse, importantes para alargar la vida de los equipos hidráulicos.

–   Fluido Mineral
Base derivada del petróleo
Punto de inflamación elevado (superior a los 200ºC), en aceites tradicionales (180ºC)
Menor coste
Fluido ISO VG 46

–   Fluido Ecológico
Base sintética
90% biodegradable
Punto de inflamación elevado (superior a los 250ºC), considerado ignífugo
Clasificado HEES por la regulación ISO 6743-4

Si se utiliza un aceite no aconsejado, pueden generarse impurezas en el fluido que perjudiquen el funcionamiento del ascensor. También se puede dañar el motor, el freno o las tuberías del ascensor. Es crucial realizar un mantenimiento adecuado y revisar el nivel y la calidad del aceite con frecuencia.

Post relacionados:

Relacionados
Categorías
Etiquetas