Seguridad de los ascensores hidráulicos (I)

Emergencia incendioDesde el punto de vista constructivo, en el momento de la instalación, reparación o mantenimiento, el ascensor hidráulico gana en seguridad ya que el montaje es a poca altura y por lo general el mantenimiento se realiza a nivel del suelo. Lo contrario ocurre con el eléctrico, ya que el montaje con elementos pesados (contrapeso) se realiza en altura (motor en la parte superior del hueco).

Por otro lado, en situaciones de emergencia la maniobra de evacuación es mucho más simple que un eléctrico: podemos liberar a los pasajeros manualmente sin la necesidad de ayuda externa gracias a una bomba a mano, integrada en la central, que sirve para desbloquear la cabina (esta maniobra puede realizarla incluso personal no especializado). El ascensor acaba descendiendo por la fuerza de la gravedad con la ayuda una pequeña batería de emergencia que funciona en caso de fallo de suministro eléctrico.

Si se tiene en cuenta el creciente número de ascensores instalados, especialmente en edificios residenciales (viviendas unifamiliares) es importante que un miembro de la familia conozca el procedimiento mediante el cual se puede bajar la cabina manualmente hasta la planta baja con el fin de liberar a un pasajero en el momento que ocurre un fallo eléctrico o cualquier otra emergencia. Este método es el más seguro debido a la velocidad lenta del sistema manual del ascensor hidráulico, accesible desde la planta baja y fácil de reparar.

en caso de incendio - asc. hidr./asc. eléctr.

Continua en Seguridad de los ascensores hidráulicos (II)

Post relacionados:

Relacionados
Categorías
Etiquetas